Saltar al contenido Saltar al menú de navegación

La veterinaria Imke en acción

Imke y Elise están muy ocupadas en el rincón de juegos. Imke tiene a su lado un maletín de médico y, a su alrededor, tiene a varios peluches, echados, sentados y de pie. "Ahora le toca al conejo", dice Imke a la vez que coge en brazos al animalito gris. "A ver, conejito, tenemos que examinar tus oídos", dice Imke y le entrega el peluche a Elise. "Me tienes que sujetar bien al conejo, eres la ayudante de la veterinaria. Voy a coger mis instrumentos y podemos empezar."

En ese momento, se acercan Lilli y Mali a las niñas. "¿Qué estáis haciendo con los animales?" pregunta Mali. "Yo soy la veterinaria y me ocupo de todos estos pacientes. Algunos animales están muy enfermos y tenemos mucho trabajo. ¿Queréis jugar con nosotros?" pregunta Imke. "¡Sí, sí!" gritan Lilli y Mali y se sientan junto a Imke y Elise.

"Entonces yo también soy veterinaria y vosotras dos sois nuestras ayudantes", dice Elise. Le da el conejo de peluche a Mali y coge un perro. "Mira, Lilli, el perro se ha retorcido la pta", le explica Elise a su amiga, "tenemos que tratarlo. ¿Le puedes poner un vendaje bien gordo alrededor de la pata?" Lilli asiente con la cabeza y coge un rollo de vendas del maletín de médico.

"¿Cómo es que sabéis tanto de animales?", pregunta Lilli a Imke y Elise. "Es que tenemos un perro en casa", le explica Elise. "Se llama Lucky y tiene un pelo blanco muy suave con manchas negras y marrones. Le quiero mucho y acompaña muchas veces a mi padre en su trabajo como guarda forestal en el bosque." "Pero cuando fuimos de excursión al bosque en otoño, no vino con nosotros", dice Lilli. "Es verdad", dice Elise, "en otoño, Lucky se hizo daño en la pata y no pudo venir. Por eso sé que los perros necesitan un vendaje. Llevamos a Lucky al veterinario para que le curaran." Entonces comprueba el vendaje que le ha puesto Lilli en la pata al perro de peluche.

"Nosotros también tuvimos que ir ayer al veterinario“, cuenta Imke. Mali la mira asustada: "¿Por qué? ¿Están enfermos Muckel y Stupsi?". Son los conejos de Imke. "Bueno, es que antes de ayer empezaron a estornudar de repente. Por eso los llevamos ayer al veterinario. Cuando los conejos estornudan, pueden tener un resfriado o el moquillo. Y el moquillo de los conejos es peligroso", cuenta Imke. "El veterinario los examinó bien y los auscultó. Después les puso a los dos una inyección y el veterinario nos dijo que les teníamos que poner un cojín de calor en la jaula. Por suerte les vino bien y Muckel y Stupsi ya estaban mucho mejor esta mañana". Mali, Elise y Lilli se alegraron mucho de que estuvieran mejor. Las tres ya han estado en casa de Imke y conocen muy bien a los dos conejitos.

t-750-haba-little-friends-wo-ist-imke-wir-haben-einen-notfall-ruft-felicitas-als-sie-in-die-gruppe-stuermt-or.jpg

"¿Dónde está Imke? ¡Tenemos una emergencia!" grita Felicitas al entrar en la clase. "Aquí estoy, ¿qué pasa?" responde Imke. Felicitas coge aire y empieza a contarles a las niñas: "Milla y yo estábamos mirando las primeras plantas en el arriate, cuando encontramos un escarabajo que estaba boca arriba agitando las patitas". "Pobre, tenemos que ir a ayudarle enseguida", dice Imke y se va corriendo con Elise, Mali y Lilli al guardarropa. Las niñas se visten más rápidas que un rayo y, poco después, están el arriate del parvulario.

"¡Mirad, aquí está el escarabajo!", dice Milla a las niñas muy contenta. En efecto, sobre una losa junto al arriate, está el escarabajo boca arriba. "No os preocupéis", dice Imke a la vez que sujeta una hoja en dirección al escarabajo, lo empuja con cuidado con el dedo y el escarabajo pronto vuelve a estar de pie y a marcharse moviendo las patitas. "Sabes tratar muy bien a los animales", dice Milla. "Los escarabajos no me gustan nada, con esas patitas, uy... me dan escalofríos". "Pues puedes consolar muy bien", dice Mali a Milla y la coge de la mano. "Bueno, es que me resulta más fácil ayudar a las personas. Pero los insectos no me gustan nada. Y la verdad es que los perros también me dan miedo", responde Milla. "Pero nuestro perro Lucky es muy cariñoso", dice Elise cuando las niñas van hacia la clase. "¿Quieres venir a mi casa algún día? Así puedes conocer a Lucky y yo te enseñaré cómo se cuida a los perros", sugiere Elise a Milla. "Pues quizás no es mala idea. Me lo voy a pensar", promete Milla.

Mali cuelga su chaqueta junto a la de Imke. Los puestos de las dos amigas están colocados uno junto al otro. "¡Qué bien que hayas podido ayudar al escarabajo! Eres casi una veterinaria de verdad" dice Mali a Imke. "Bueno, para Muckel y Stupsi tuvimos que ir a un veterinario de verdad. Pero nosotros podemos tratar a todos los animales de peluche y salvar a un escarabajo", responde Imke y empuja a Mali hacia la esquina de juegos. "Venga, vamos a empezar: en nuestra consulta veterinaria nos esperan muchos pacientes. Felicitas y Milla, ¿queréis jugar con nosotras?". "Pero yo creo que es mejor que abramos una consulta de pediatra", responde Milla.  "¡Sí, sí!" responde Felicitas y va corriendo al rincón de las muñecas. "Tú eres la veterinaria y yo tu ayudante, ¿vale?" Milla asiente y sigue a Felicitas: "A ver si las veterinarias no han gastado todas las vendas y medicamentos". "¡Claro que no!”, dice Elise, y le da a Imke un tigre de peluche: "Veterinaria Imke, ¿vienes? Aquí se han movido las rayas, hay que hacer algo". Imke se ríe contenta porque se lo está pasando muy bien con sus amigas. En cuanto llegue a casa del parvulario, va a ver cómo están Muckel y Stupsi. Por suerte, sus conejos ya están mucho mejor.

haba-icon-pdf-download-35px.png

Quien lo desee puede representar la historia con las muñecas Little Friends o colorear un dibujo con Imke y sus conejos. Para ello existe el dibujo de Imke con un conejo.

¡Bienvenidos a nuestro emocionante mundo!
Temas
Las aventuras de los Little Friends
Actividades
Videos
Información para los padres
Información