Disfraces divertidos, no solo en Carnaval

A todos les gusta disfrazarse en Carnaval y Halloween. Pero a los niños les gusta disfrazarse durante todo el año, jugar a ser un personaje diferente, vestirse con disfraces y maquillarse. Les gusta porque así pueden dar rienda suelta a su imaginación. Y los adultos se pueden disfrazar y volver a su niñez jugando con los niños.

Test

Fiestas de disfraces en la habitación infantil para divertirse en cualquier época del año

Carnaval o Halloween son, por supuesto, una excelente oportunidad para disfrazarse, así como una fiesta de cumpleaños. Pero, ¿por qué no aprovechar otros momentos? Los días de lluvia en otoño e invierno son ideales para revolver y rebuscar en la caja de disfraces. Cuando llueve y hace demasiado frío para jugar fuera, los niños quizás se aburren tanto que no les apetece hacer nada. Pero el cajón de disfraces es como una puerta de entrada al reino de la fantasía. Siempre se crean nuevos juegos cuando lo abrimos: un suave crujido, una risa a medias, se gira de repente y se encuentra con un temible ladrón de mirada tenebrosa que le quiere quitar un botín muy especial: la caja de galletas de la cocina. ¿Quién puede resistirse a entregar la caja de galletas con esa mirada tan graciosa?

Crecer con diferentes papeles

A los niños les suele gustar disfrazarse de vaqueros, superhéroes o personajes con autoridad, como caballeros o capitán de piratas. Las niñas, por otro lado, a menudo prefieren vestirse de princesas, hadas mágicas o graciosas brujas. Pero las profesiones, como médicos, policías u obreros, también forman parte de los disfraces favoritos de muchos niños y niñas. Y eso tiene su razón de ser; los niños crean su propio mundo con los accesorios para disfraces y juegos de rol. Se meten en el papel de un adulto y así comienzan a entender el comportamiento de los mayores. Y así, los niños, que se sienten pequeños en la rutina diaria, cuando juegan a disfrazarse de policía, bruja, pirata o superhéroe, se sienten muy fuertes. Muchas veces, a los pequeños les encanta disfrazarse de "malo", como por ejemplo de vampiro. Con disfraces apropiados para niños, como el set Vampiro Draculino, esos personajes no resultarán amenazadores para los pequeños artistas enmascarados, sino que más bien tendrán un encanto terrorífico. Y el que se convierta en un pequeño vampiro peligroso ya no tendrá miedo de esos monstruos malos que se esconden debajo de su cama. Así, los niños prueban los diferentes disfraces y van ganando, poco a poco, confianza y autoestima. Esto es fundamental para su desarrollo.

t-750-haba-ein-kostuem-mit-tausend-ideen.jpg

Un disfraz; miles de ideas

El sueño de todo niño es tener una caja repleta de disfraces; desde hada de las flores a un temible pirata. Desgraciadamente, comprar todos los disfraces que desean los niños resulta muy caro a la larga. Pero no hay que comprar todo nuevo para cada juego de rol. Muchos disfraces se pueden adaptar realizando algunos cambios y así se pueden utilizar para diferentes roles y personajes. Por ejemplo, lo que se utilizó ayer como chaqueta del temible Capitán Paco, mañana se podría utilizar como casaca de un elegante mosquetero. El precioso vestido de ensueño de la princesa Rosalina podría ser mañana el atuendo de un hada de las flores o una maga. Lo único que necesitamos es un poco de imaginación y lo que papá y mamá nos puedan prestar de su armario.

t-750-haba-aus-alt-mach-neu-im-handumdrehen-raffinierte-verkleidungs-accessoires-erschaffen.jpg

De algo viejo surge algo nuevo; cómo crear accesorios en un abrir y cerrar de ojos para disfraces muy ingeniosos

Nuestro consejo: No tire la ropa usada y vieja a la basura. Si combina, por ejemplo, el sombrero de una tía con una pluma lo convertirá en el sombrero perfecto para un peligroso bandido. Un retal grande de una antigua cortina se convertirá en el velo y la cola de una princesa de cuento. Un pedazo de tela, una camisa vieja, guantes... casi todo lo que sobre del armario de los padres se puede utilizar para nuevos disfraces. Y, ¿quién se imaginaba que con un pijama de rayas, un poco de maquillaje y la bola con cadena y grillete del Capitán Paco, se puede convertir a un pequeño sol con pecas y sonrisa de pillo en un peligroso presidiario? Como puede ver, muchas veces solo hace falta un poco de creatividad para conseguir variar los juegos de rol con disfraces. Lo único que necesitan los niños, además de unos cuantos disfraces y accesorios ingeniosos, es una gran imaginación... pero de esa, como ya sabemos, ¡tienen de sobra!

Experimentar HABA
Experimentar HABA
Ideas para todo un año
Ideas para todo un año
Descargas
Descargas
Hazlo tú mismo
Hazlo tú mismo
Historias
Historias