Saltar al contenido Saltar al menú de navegación

Diseño de producto

En nuestro propio departamento de diseño trabajan muchas mentes creativas. En él se dibujan, se bosquejan, se crean y se prueban los diseños  el tiempo que sea necesario hasta que nuestras diseñadoras y diseñadores, y también nuestro departamento de gestión de producto están satisfechos con los proyectos de los nuevos juguetes y de los accesorios para los cuartos de los niños. «No se trata de magia, sino de un trabajo creativo», explica la diseñadora Ines Frömelt. Pasan varios meses hasta acabar la producción de un producto nuevo y el momento en que puede ser adquirido por los clientes: los bosquejos son presentados, comentados y optimizados. Una vez que todos los responsables se han puesto de acuerdo sobre la apariencia que ha de tener el producto, se calcula el precio y se pasa el dibujo de construcción al departamento técnico. A continuación se construyen o se cosen varios modelos que comienzan su periplo por los demás departamentos especializados. Algunas de las escalas de ese viaje son, por ejemplo, el estudio fotográfico, el diseño del embalaje y la agencia de publicidad. Y es que paralelamente a la producción de los nuevos juguetes se originan también los embalajes así como los folletos para nuestros comerciantes especializados y nuestros consumidores finales. Para tal fin se requieren diferentes fotos así como los textos en seis idiomas que utilizarán para los respectivos medios tanto los diseñadores del embalaje como también los diseñadores gráficos, tanto en la versión impresa como en la versión en línea. Así que ya pueden ver ustedes que desde el primer bosquejo en el departamento de diseño hasta que se llega al producto final hay un recorrido muy, pero que muy largo.

 Permettete? I nostri progettisti si presentano:

t-295-matthias-boeck.jpg

Matthias Böck

Estudié Diseño de producto en Hannóver y desde hace 11 años trabajo en la familia de empresas HABA. Para HABA he diseñado todos los productos Terra Kids. Por lo demás, también colaboro en otros departamentos de la familia de empresas HABA y diseño, por ejemplo, juguetes de exterior.
Las inspiraciones las obtengo de mis hijos, de mis investigaciones y de mi mucho, mucho trabajo. Lo singular en la casa HABA es que nos tomamos a los niños en serio.

Mi producto favorito es la navaja de tallar de Terra Kids porque está hecho para niños, pero no es ningún juguete. Está diseñado y fabricado de tal modo que acompaña a uno durante toda la vida e incluso puede tener uso en la generación siguiente.

t-295-anna-lena-filioiak.jpg

Anna Lena Filipiak

Soy diseñadora diplomada y trabajo desde septiembre de 2010 en HABA. Estudié en la Escuela Superior de Arte y Diseño Burg Giebichenstein en la localidad de Halle an der Saale. Mi punto fuerte son los productos para bebés y niños pequeños así como las ilustraciones. En la actualidad estoy ocupada sobre todo con el Circuito de bolas Kullerbü.

Siempre trato de ir por el mundo con los ojos abiertos, pues la inspiración puede venirle a uno en los lugares más insospechados. Las mejores ideas suelen permanecer ocultas y luego te llegan por sí solas mientras estás ocupada con algo completamente diferente. El intercambio de ideas con mis colegas y el trabajo en equipo es también muy importante para mí porque en él se originan soluciones a los detalles, como sin querer, ya que las ideas y pensamientos se enriquecen, se complementan y se siguen desarrollando cuando los compartes.

Lo especial de la casa HABA es, en mi opinión, que tenemos a los niños tanto en el punto de mira como en el corazón… Eso se percibe con claridad en nuestros productos. Son alegres, juguetones y seguros. ¡Son HABA, así de simple!

Mi producto favorito es el Juego de apilar Faro porque es sencillo y bonito, pero al mismo tiempo tiene unos colores alegres. Gracias a sus pivotes redondeados ayuda maravillosamente a los más pequeños en sus primeros intentos por apilar. Además puede derribarse soberanamente la torre una y otra vez...

t-295-ines-froemelt.jpg

Ines Frömelt

Después de la selectividad y de realizar una breve maestría como ebanista, estudié en la Escuela Superior de Arte y Diseño Burg Giebichenstein en la localidad de Halle an der Saale. Desde 1993 trabajo en HABA y diseño prácticamente de todo: sonajeros, juegos de composición, juegos de apilar  y juegos para encajar… Algunos de mis fuertes son las muñecas, los títeres y los complementos para muñecas, pero también he diseñado accesorios para el cuarto de los niños o incluso vajillas de melamina. ¿Cuál es mi producto favorito de HABA? Me gustan las Piezas de fantasía, el juego para ensartar Roscas de colores y también les he tomado mucho cariño a algunas muñecas como por ejemplo Mali, Rubina e Imke. No obstante, el trabajo para Kullerbü y Little Friends es especialmente importante para mí.

Las ideas me vienen cuando estoy dibujando, observando o devanándome los sesos. Muchas cosas del día a día y también en los viajes son capaces de inspirarme. También los libros o las experiencias de los niños me llevan una y otra vez a algo nuevo.

Me parece que HABA combina productos para niños con mucho diseño, cariño y cuidado, pero también con un criterio de modernidad. En mi trabajo puedo aplicar de una manera ilimitada las experiencias y contenidos pedagógicos que aprendí en la carrera. La colaboración con los colegas de diferentes departamentos hacen que los resultados obtenidos sean eficientes. HABA se ha convertido en un sentimiento, una pequeña filosofía en sí.

t-295-svetlana-loutsa.jpg

Svetlana Loutsa

En mi tierra, en Rusia, realicé una formación como diseñadora de juguetes (1989 - 1993) y posteriormente estudié Diseño de comunicación en Hannóver. Desde octubre de 2014 trabajo en HABA, diseño diferentes juguetes de madera y de tela, y realizo ilustraciones para juegos. También los disfraces para niños se cuentan entre «mis» productos. Aquí me echa una mano mi experiencia como ilustradora de libros infantiles.

Las ideas me vienen mientras investigo por internet, en las visitas a las ferias del sector o también leyendo libros infantiles. Lo especial en los productos de HABA es su variedad, su elevada calidad y su bonito diseño.

Todavía no tengo ningún producto favorito... pero seguramente lo tendré pronto.

t-295-jutta-neuendorf.jpg

Jutta Neundorfer

Estudié arquitectura (con diseño de muebles como especialidad) en Coburg y desde 1992 trabajo en HABA. He diseñado casi de todo. En estos momentos estoy diseñando diferentes productos para bebés fabricados con madera, tela o plástico, juguetes para niños pequeños, diversos artículos de regalo, móviles completamente diferentes y artículos de decoración para el cuarto de los niños, pero también diseño alfombras y lámparas. También es mía una serie de bolsos y de mochilas para niños. En otro tiempo trabajé intensamente para la redacción de juegos (reglas de juegos, proyectos y temas para juegos) e ilustré diversos juegos. En la actualidad, la ilustración representa una buena parte de mi trabajo.

Es difícil decir de dónde me viene la inspiración. A veces ocurre mientras estoy ocupada o viendo cosas completamente diferentes (siempre es bueno mantener los ojos abiertos y reunir experiencias). A veces veo algo fugazmente y no lo reconozco como lo que es sino que veo algo muy distinto que convierto entonces en un bosquejo. Sin embargo, a veces hay también planes bastante concretos para un producto. En esos casos sólo hay que compaginar todos los elementos aislados.

Lo especial en los productos de la casa HABA es, desde mi punto de vista, el grado relativamente elevado de innovación que posee. La prueba de ello es que otras empresas nos copian. También están las «bonitas» combinaciones de colores y materiales.

Mis productos favoritos van turnándose una y otra vez. Por el momento son el móvil Bolas Arco Iris, el Tablero de notas Pajaritosy el Ropero Atrapa el ratón.

t-295-jan-schenkel.jpg

Jan Schenkel

Tras mi formación como mecánico dental estudié diseño industrial en Wuppertal. Desde 2001 trabajo en la familia de empresas HABA y diseño juguetes para niños, pero también hago muebles, tanto para HABA como para otras empresas.

Dentro del ámbito de los juguetes, mis puntos fuertes están en los columpios, en el tobogán de bolas de HABA y en los juguetes para la arena. Con nuestra creativa Serie de juegos para la arena Sun Bistro hemos creado algo nuevo: con ella son posibles los juegos de rol realistas en  el cajón de arena de los parques o en la playa, se puede jugar a cocinitas haciendo masas de pasteles de arena o también pizzas, o incluso se puede jugar a hacer de jardinero o de hortelano.

Las inspiraciones las obtengo jugando con mis hijos, pero también observando otros trabajos o discutiendo con mis colegas… Puedo decir que, en conjunto, el diseño es una tarea ardua.

Mi producto favorito en la actualidad es el Tobogán de bolas Kullerbü porque combina el principio del clásico tobogán de bolas con un mundo de juegos diseñado con primor.

t-295-mirka-schroeder.jpg

Mirka Schröder

Estudié Diseño de materiales didácticos en la Escuela Superior de Arte y Diseño Burg Giebichenstein en la localidad de Halle an der Saale y estoy en el departamento de diseño de HABA desde febrero de 2013.

Las ideas se me ocurren cuando juego con niños o mientras los observo cómo manejan los objetos, cómo construyen y apilan, cómo derrumban sus construcciones o cómo las «reutilizan». En esas observaciones aprendo mucho, sobre todo a (intentar) mantener la mirada infantil sobre las cosas. Eso lo traslado posteriormente a mis diseños para productos de madera y de tela para el sector de los bebés y de los niños pequeños, y también para los artículos de regalo, como las diferentes lámparas de enchufe o las linternas proyectoras. Mías son también la Serie Monstruitos con diferentes productos de vajilla infantil, un juego de apilar,  un puf y un tope para puertas.

En mi opinión, los productos de HABA combinan funcionalidad, un elevado valor lúdico, un buen diseño y una mirada humorística sobre las cosas. Lo más interesante para mí es crear juguetes de madera para el sector de los niños pequeños. Me divierte mucho crear aquellas cosas que refuerzan las primeras y esenciales experiencias de los niños, que los estimulan y que, en el mejor de los casos, los llevan a reírse. ¡Y qué decir de las cadenas para chupetes! Se las traen, ya lo creo. Parecen una cosa sencilla: unas figuritas por aquí, unas cuentas por acá, se enhebra todo, y listo. Pero nadie se imagina la cantidad de pruebas y de tests de tracción y de resistencia que tiene que superar una cadena para chupetes antes de poder fabricarla en serie. Eso resulta a veces desesperante... pero también se aprende mucho de ello.

t-295-susanne-wagner.jpg

Susanne Wagner

Después de mis estudios en la Escuela Superior Técnica de Augsburgo realicé unas prácticas de 10 meses en el departamento de publicidad de HABA y escribí mi tesina de licenciatura. Desde 2004 trabajo en el departamento de diseño de HABA. Trabajos míos son, por ejemplo, la serie de tenderete Biofino, los productos de la serie Family Food Stars, muchos artículos de baño, regalos y alfombras. Al crearlos intento recordar qué cosas me gustaban a mí cuando era una niña. Esto es lo que me gusta especialmente de mi trabajo: permanecer fiel a la niña que llevas dentro.

Desde el 10 de noviembre de 2014 tengo una nueva fuente de inspiración: nuestra hija Lina. Por lo demás, las ideas me vienen la mayoría de las veces en lugares inesperados, como por ejemplo en la cola del supermercado o haciendo natación en una piscina. Sin embargo, las ideas también nacen conversando con mis colegas. A mí me resultan muy inspiradoras las visitas a otras ciudades y a otros países. Me estimula mucho imaginar que mis productos alegrarán a personas (grandes y pequeñas) o las harán reír… Ésta es, en definitiva, la fuerza que propulsa mi trabajo de creación.

Lo singular de los productos de la casa HABA son, en mi opinión, los estupendos diseños e ilustraciones, los colores brillantes y la extraordinaria calidad de nuestros juguetes de madera que nadie puede imitar tan fácilmente. También me parece formidable que creemos muchos productos completamente nuevos, productos que no están en el mercado. Me parece que el apodo de «inventores para niños» nos define a la perfección.

En mis actuales circunstancias personales, mi producto favorito es el Columpio del aviador para bebé de mi colega Jan Schenkel.