Tiempo para JUGAR en familia

Los niños, y también los adultos, adoran jugar. Y es que cada juego es emocionante de principio a fin y nos rapta a un mundo lleno de misterios. Además los niños y las niñas aprenden, de paso, un montón de cosas: a ponerse en la piel de los compañeros de juego y a involucrarse en diferentes situaciones, a ganar y a perder, a disfrutar del éxito de los demás y muchas otras cosas. La importancia de atenerse a unas reglas se vuelve patente cuando solo con ellas pueden resolverse las tareas. Las manejables figuritas de madera de HABA y el fascinante material de juego garantizan una diversión duradera en el juego. Nuestra conclusión: ¡Quien juega conjuntamente, tiene también una alegría conjunta!