Los niños necesitan mùsica

t-1250-haba-spielzeug-kinder-brauchen-musik.jpg

La influencia de la música en las primeras etapas del desarrollo infantil

Cantar y hacer música son actividades decisivas en el desarrollo de los niños. Ya en el vientre materno comienzan a desarrollar una conciencia por la música y las melodías, y a reaccionar sensiblemente a determinados sonidos (como por ejemplo la melodía de un reloj de música). También las nanas tienen un efecto tranquilizador en los bebés desde el principio.

t-328-haba-spielzeug-pappbilderbuecher.jpg

Al mismo tiempo hay una serie de juegos con los dedos y canciones rimadas con los que lo padres entretienen muy bien a sus pequeños. Sobre todo en las primeras edades, cantar contribuye de una manera importante a la ampliación del vocabulario. Los niños memorizan con más facilidad las nuevas palabras porque la música estimula el cerebro.

Una curiosidad natural hacia la música

Los niños abrigan una curiosidad natural por los sonidos y los ruidos. Los relojes de música y los sonajeros fascinan a su hijo igual que la música de la radio o las canciones que ustedes le cantan. Sin embargo, cuando más diversión tienen los niños pequeños es cuando hacen música ellos mismos. La mayoría comienza ya en edades tempranas a generar sonidos con su propia voz y empieza a hacer música golpeando los juguetes, las ollas y los cubiertos unos contra otros. «Los primeros instrumentos son una buena posibilidad de iniciar a los niños en el mundo de la música», dice Dietlind Löbker, educadora musical y autora de las instrucciones de uso de los instrumentos de música de HABA.

t-328-haba-spielzeug-musikinstrumente-fuer-babys-und-kleinkinder-foerdern-ihre-entwicklung.jpg

Los primeros instrumentos facilitan la iniciación a la música

Los instrumentos musicales de HABA ayudan a su hijo en su desarrollo musical, refuerzan el sentido del ritmo y entrenan las facultades lingüísticas. Hay un instrumento para todos los niños a partir de los 2 años: tambores, diferentes sonajeros, carillones, o una combinación de diferentes instrumentos como en el Taller de sonidos.

t-824-haba-spielzeug-erste-instrumente-erleichtern-den-einstieg-ins-musizieren.jpg

Los primeros instrumentos facilitan la iniciación a la música

Los instrumentos musicales de HABA ayudan a su hijo en su desarrollo musical, refuerzan el sentido del ritmo y entrenan las facultades lingüísticas. Hay un instrumento para todos los niños a partir de los 2 años: tambores, diferentes sonajeros, carillones, o una combinación de diferentes instrumentos como en el Taller de sonidos.

Probando, los niños experimentan cómo surgen los ruidos y los sonidos. Como todas las partes de los instrumentos están fijadas unas a otras, no existen piezas pequeñas que puedan llevarse a la boca, y los instrumentos pueden transportarse fácilmente de una habitación a otra sin que se caigan, por ejemplo, los cascabeles o las láminas del metalófono.

En la serie de HABA Mis primeros juegos, ustedes encontrarán también productos estupendos para niños entusiastas de la música a partir de los 2 años: Mis primeros juegos: El bosque Tin tán y Pequeños músicos  combinan una primera diversión de un juego con tablero con las primeras experiencias en el terreno de la música. La educadora musical Dietlind Löbker ha participado también en el desarrollo de las propuestas de juegos: «Los niños muestran mucha alegría especialmente cuando pueden hacer música ellos mismos. Los juegos musicales de HABA intervienen aquí metódicamente y entusiasman a los niños para el mundo de la música, de los sonidos y de las notas. En acciones adecuadas para niños pueden experimentar con sonidos, tonos, ritmos y movimientos y adquirir, jugando, importantes competencias clave».