Hazlo tú mismo: Receta de galletas Titus Tentáculos

Necesitamos:

Para la masa:

150 g de mantequilla blanda
100 g de azúcar
1 sobre de vainilla azucarada
1 huevo
2 cucharaditas rasas de levadura en polvo
300 g de harina
1 - 2 cucharadas de leche en caso de que la masa quede demasiado seca

Para decorar:

Cobertura de chocolate o azúcar en polvo y colorante alimentario para el glaseado; para la decoración posterior, pastillas de chocolate o perlas de azúcar, rotulador comestible o chocolate blanco

Otros materiales:

Placa de silicona para hornear, rodillo, cuchillo pequeño, cuchillo grande de filo amplio / espátula para cocina / rasqueta para sacar las galletas, papel vegetal, pincel de cocina
 

Se hace así:

Amasar los ingredientes hasta formar una masa lisa y guardarla en la nevera 1 hora.
 

Partir la masa por la mitad y colocarla sobre una placa de silicona enharinada. Enharinar también el rodillo.

Extender la masa con el rodillo hasta que alcance un grosor de aprox. 0,5 cm. Con un cuchillo pequeño con punta, recortar una figura de Titus Tentáculus con 4 tentáculos.

Separar con cuidado la figura de Titus Tentáculus recortada de la masa. Como mejor funciona es con un cuchillo ancho o con una espátula.

Colocar las figuras recortadas de Titus Tentáculos separadas unas de otras sobre el papel vegetal encima de la bandeja del horno.

Precalentar el horno a 180 °C. Poner las galletas aprox. 10 minutos en el horno hasta que adquieran una tonalidad dorada. Aviso: si las puntas de los tentáculos están ligeramente marrones, habrá que sacar las galletas del horno.

Mientras se enfrían las galletas, podemos ir fundiendo la cobertura de chocolate. Tened preparados las pastillas de chocolate, el rotulador comestible o el chocolate blanco para la boca, y el pincel de cocina.

Cubrir las galletas Titus Tentáculus con la cobertura de chocolate y presionar con cuidado las pastillas en el chocolate líquido para hacer los ojos o las ventosas. Cuando la cobertura esté seca, pintar una boca con el rotulador comestible o con chocolate blanco.

Quien lo desee, puede preparar un glaseado con azúcar en polvo y colorante alimentario rojo y untar las galletas Titus Tentáculus con él. Podemos pintar la cara con un rotulador comestible.

¡Listos! Ahora ya nos podemos zampar las galletas Titus Tentáculus. ¡Buen provecho!

Seguro que os divertirá leer en voz alta la historieta de Titus Tentáculus y los monos-pirata. Además podéis montar un lapicero Titus Tentáculus.

t-750-haba-kinderspiele-verpackung-titus-tentakel.jpg

Con el juego Titus Tentáculus nos sumergimos todos en el mundo de los monos-pirata. ¿Quién conseguirá arrebatar a Titus Tentáculus la mayoría de las monedas de oro?