Diverjuegos en el cuarto de baño y en la piscina

Cuando el patito del baño puede tomar por fin algo de aire fresco y en la piscinita pueden verse incluso temibles cocodrilos al lado de pacíficos delfines, eso significa que la salsa está en su punto: ¡Ha comenzado la nueva temporada de baños! Los niños apenas pueden esperar cada año a que las temperaturas suban por fin para poder estar en la piscinita, en el estanque o en la piscina descubierta. Pero para muchos niños no hay otra cosa mejor que estar sentados en la bañera del acogedor cuarto de baño de casa. Chapotear, salpicar y mover el agua les resulta una diversión tremenda... y jugar es cosa de niños. Así que agarran botellas vacías y vasos, animalitos del baño, juguetes salpicadores y otros juguetes acuáticos y se ponen manos a la obra con todo el empeño. La mayoría de las veces es tan divertido que no resulta nada fácil sacar del agua a las sirenitas y a los piratas de las bañeras.

Pero también los hay que refunfuñan: una cosa es pisar charcos con las botas de goma y otra muy distinta meterse en la bañera y, sobre todo, lavarse el pelo, una actividad que les produce horror. A este respecto, cuando los juguetes son divertidos, pueden ayudar a superar el miedo y a procurar relajación y diversión en la bañera.

Juguetes acuáticos para pequeños aventureros

Salpicar, gotear, verter y regar... El agua es un fantástico elemento y con los emocionantes juguetes acuáticos, chapotear en el agua hace que la diversión sea doble.

Para los pequeños aventureros, el lindo hidroavión contra incendios es justamente lo adecuado. Resulta especialmente divertido que se pueda detener la salida del agua por los agujeros de la parte inferior del hidroavión cuando con el dedo se tapa el orificio superior. Las cuentas de plástico de su interior flotan graciosamente de un lado a otro, y la hélice gira. Así que sólo hay que sumergirlo rápidamente, llenarlo de agua y ya está listo el hidroavión para apagar cualquier incendio. Y la cosa funciona tanto dentro del cuarto de baño como en exteriores, en la piscina descubierta o en el estanque. También el cubo para niños pequeños, los barcos para el baño, las figuras salpicantes y los sets de pesca Amigos acuáticos y Animales marinos forman parte de cualquier bolsa para la diversión acuática y son fáciles de guardar y de llevar, exactamente igual que los graciosos barquitos de baño ¡La rana marinera!, ¡El pato marinero! y ¡El ratón marinero!, que flotan en la superficie del agua. En cada uno de ellos hay también un lindo títere de dedo que procura una bestial diversión a la hora del baño. Y con el barquito de baño ¡Animales marineros! hay incluso toda una tripulación a bordo: la rana marinera mira a lo lejos con los prismáticos, el pato marinero siempre lleva consigo un salvavidas por si hay marejada, y el ratón marinero siempre va provisto de un equipo de buceo.

Los libros para el baño ¡Animales marineros! y Dragón acuático Fridolín, de HABA, son ideales para todos nuestros pequeños ratoncitos de biblioteca y apasionados del agua, pues les ofrecen un montón de diversión y de variedad en el cuarto de baño y en la piscina. Estos libros acordeón no contienen ninguna letra, pero sí muchos dibujos graciosos de animales por descubrir. Y su punto fuerte y especial: gracias a su relleno de arena, los libros para el baño flotan en vertical en el agua.

El tobogán de bolas Diversión para el baño es perfecto para todos aquellos niños a quienes les gusta jugar en la bañera. Las vías y los elementos del juego del tobogán de bolas poseen ventosas y se adhieren en todas las superficies lisas. Pueden combinarse de manera flexible y colocarse de una manera siempre nueva. En cuanto queda fijado, la cosa va que rueda: la bola pasa de una vía a otra a toda velocidad, pone en movimiento la paleta y acaba cayendo al agua. Y como es natural, el tobogán de bolas produce un montón de diversión si se echa agua al circuito con el cazo que se incluye.

Y quien quiera, puede inaugurar una cafetería en la bañera para poner el broche final a un día emocionante. Se puede regar agua del baño en un vaso con una regadera para niño pequeño y servir como «té» o batir la espuma con la batidora para la espuma del baño y luego apilarla como un «merengue» en un plato de plástico y servir... Estos pequeños juegos de rol divierten muchísimo a todos los niños.