Guía de las magníficas cadenas para el chupete ABC de HABA

Cómo nace una cadena de chupete HABA: de la primera idea al producto final

La ilusión que precede a la llegada de un bebé es la más bonita de las ilusiones y conlleva un gran número de pequeños y grandes preparativos; entre otros, los relacionados con los primeros accesorios del bebé. Además de la ropa, la cuna y el cochecito, no puede faltar por supuesto el chupete. Siempre habrá disponibles uno o varios, ya estemos en casa o de paseo, y si el chupete favorito del bebé se pierde, o se cae y se ensucia, es una gran lástima. Una sencillísima solución para evitarlo son las cadenas para el chupete de madera o de tela que se fijan a la ropa de los pequeños rápida y fácilmente mediante un cierre de clip.

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-111.jpg

Sin embargo, las cadenas de chupetes no son solo un práctico acompañante en la vida diaria y un bonito regalo de nacimiento, sino que además estimulan los sentidos de los pequeños de forma lúdica. Las coloridas piezas de madera o de tela incitan a los niños a cogerlas, proporcionándoles así sus primeras experiencias táctiles. Asimismo, también resulta especialmente emocionante para los bebés descubrir los elementos sonoros, como los cascabeles o los aros de plástico. En definitiva, las caderas para chupetes son todoterrenos pequeños pero eficaces. Su desarrollo y su fabricación son bastante más complejos de lo que parece a simple vista, puesto que son muchos los meses que transcurren desde la primera idea del diseñador hasta el producto final.

El desarrollo de una cadena de chupete es un complejo proceso constituido por diferentes fases que incluyen los siguientes aspectos:
 

  • Tests de seguridad
  • Ensayos químicos
  • Fabricación Made in Germany
  • Normativas
  • Inocuidad
  • Pinturas sin disolventes y de base de agua
  • Larga experiencia
  • Primer accesorio para bebés
  • Materias primas de cultivos sostenibles
  • Diseño infantil
  • Métodos de ensayo externos
  • Ensayos, ensayos y más ensayos
  • Materiales textiles
  • Sujeción fácil
     

¿Cómo surgen las ideas para las cadenas de chupetes?

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik.png

En el departamento de diseño de HABA son muchosse encuentran muchos los cerebros en acción. Aquí se dibuja, se proyecta, se construye, se prueba y se optimiza una y otra vez, hasta que los diseñadores, las diseñadoras, así comoy el jefe de producto,  estén satisfechos con los borradores del nuevo producto. No obstante, para llegar a este punto se necesita primero una idea inicial, que en cada diseñadora y cada diseñador surge de manera distinta. «Se me ocurren las ideas cuando juego con los niños o los observo jugando; cómo utilizan las cosas, cómo construyen o apilan, vuelcan o inventan. De esto aprendo muchísimo; sobre todo, a comprender su perspectiva de las cosas, o a intentarlo. Eso es lo que aplico después en mis proyectos», declara Mirka Schröder, miembro del departamento de diseño de HABA desde 2013. Entre otros, se dedica al desarrollo de productos de madera y textil para bebés y niños pequeños.

Ensayos, ensayos y más ensayos

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-112.jpg

Partiendo de bocetos y esbozos, nacen finalmente los primeros modelos propios. Es aquí donde ya hay que realizar pruebas, pruebas y más pruebas. «Son inherentes a las cadenas para chupetes», afirma Mirka Schröder por su larga experiencia. «Parecen muy sencillas: un par de figuritas y de perlas unidas y listo. ¡Pero para nada! Cuesta  No te puedes imaginar la cantidad de ensayos distintos que debe superar una cadena de chupete antes de producirse en serie». Ya en el departamento de diseño, no solo se comprueba lo divertidos que resultan los modelos, sino también lo seguros que son, p.ej.or ejemplo mediante ensayos sobre plantillas y pruebas de choque. Por último, los modelos se someten a exhaustivos controles de calidad realizados tanto de forma interna como externa, de manos depor instituciones independientes. Todos los productos de HABA superan varios niveles de controles de calidad y se optimizan constantemente.

Donde esté HABA, está la calidad

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-05.jpg

Madera de alta calidad procedente de explotaciones forestales sostenibles

En HABA contamos con el siguiente principio: la calidad de los juguetes es únicamente equiparable a la de su material y su procesamiento. Por ello, nos preocupamos por elegir materiales de alta calidad y comprobamos continuamente su procesamiento, tanto en nuestras instalaciones como en la de nuestros proveedores. Esto se aplica también a las cadenas para chupetes de HABA fabricadas en tela, las cuales diseñamos nosotros mismos y son producidas por empresas externas con las que colaboramos desde hace años. Estas empresas han sido cuidadosamente seleccionadas y son visitadas con regularidad. Por su parte, las cadenas para chupetes de HABA fabricadas en madera se producen exclusivamente en nuestra sede de Bad Rodach (Alemania).

La madera es una de las materias primas más bellas y naturales para nosotros; por ello, los productos de madera han sido parte ineludible de nuestra gama desde que se fundara la empresa hace 80 años. La robusta madera de haya utilizada, entre otros, para nuestras cadenas de chupetes procede de explotaciones forestales sostenibles en bosques alemanes, situados en un perímetro de 150 km de nuestra sede.

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-06.jpg

Pinturas sin disolventes y barnices de base de agua

La forma y el color constituyen una unidad inseparable en prácticamente todos los juguetes infantiles; y también en las cadenas para chupetes. Los elementos de madera con acabado de alta calidad reciben su aspecto inconfundible solo cuando se les aplican los llamativos colores y se les imprimen los bonitos motivos. El uso exclusivo de pinturas sin disolventes y barnices de base de agua para nosotros absolutamente obvio. «Los niños pequeños lo exploran todo con la boca. El juguete se muerde y se ensaliva, por lo que todo debe contar con la mayor seguridad», declara Matthias Löhnert, responsable del control de calidad de los juguetes HABA. «Todos los juguetes infantiles de HABA  – independientemente de que sean de madera, plástico, tela o de cualquier otro material – son sometidos a estrictos controles de calidad internos, así como externos, realizados por TÜV Rheinland».

La seguridad lo es todo

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-07.jpg

El proverbio dice: «confía, pero verifica». Nosotros consideramos que tener una larga experiencia es bueno, controles exhaustivos son ineludibles y máxima seguridad lo es todo. Esto es lo que lleva a los productos de HABA a someterse, antes de llegar a casa del cliente, a algún que varias pruebas, tales como tests químicos, ensayos sobre plantillas y pruebas de seguridad mecánicas.

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-116.jpg
t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-117.jpg

Tests de ensayo sobre plantillas

Tanto los diseñadores de HABA como los empleados y empleadas del control de calidad interno llevan a cabo tests de ensayo sobre plantillas. Con ellas, garantizan dos aspectos: por un lado, que las piezas de un producto cuenten con el tamaño necesario para que los niños menores de tres años no puedan metérselas en la boca, evitando con ello el riesgo de atragantamiento.

Y, por otro, que piezas como el clip de plástico de las cadenas para chupetes midan siempre menos de 25 mm de diámetro, de modo que no exista peligro de asfixia si acaban en la boca.

Además de esto, nos aseguramos por supuesto de que la longitud del producto sea ,la adecuada y no suponga un riesgo de estrangulamiento. En el caso de las cadenas para chupetes, la longitud no debe exceder los 22 cm. 
 

Ensayos de caída y de choque

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-114.jpg

En la denominada prueba de choque, se deja caer sobre un juguete un peso de 1 kg desde una altura de 10 cm. Cuando se someten a esta prueba las cadenas para chupetes, se deja caer el mismo peso desde esa altura un total de 5 veces. En la prueba de caída, las cadenas para chupetes – y los juguetes, en general – se dejan caer 5 veces desde una altura de 137 cm. Con ello, HABA va más allá de los requisitos impuestos por la normativa europea (la cual estipula una altura de 85 cm) y se rige por los estrictos requerimientos de EE.UU. Dado que tanto las pruebas de choque como las de caídas siempre se realizan en HABA, todos los productos deben contar con una resistencia considerable.

Ensayo de inmersión y prueba de tracción

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-113.jpg

Antes de cualquier test, se realiza el denominado ensayo de inmersión. Los juguetes y las cadenas para chupetes de madera se sumergen en agua durante 4 minutos un total de 4 veces, con una pausa de 10 minutos entre ellas. «A continuación, cada una de las piezas se somete a una tracción de 10 kg durante 10 segundos con una herramienta», explica Matthias Löhnert. «La normativa exige en realidad solo 9 kg en el caso de juguetes infantiles y cadenas para chupetes. Pero para nosotros es un aspecto de seguridad adicional añadir un kilo. Tras todos los tests, no debe desprenderse ninguna pieza pequeña susceptible de poder tragarse».

Ensayo para la resistencia al sudor y a la saliva

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-03.jpg

En TÜV Rheinland LGA Nürnberg se comprueba la resistencia al sudor y a la saliva de todos los sonajeros, los bloques de construcción y las cadenas para chupetes conforme a la normativa DIN 53160. «Nosotros supervisamos el cumplimiento de los requisitos empapando un paño en saliva y en sudor sintéticos y frotándolo varias veces con presión sobre la superficie pintada de las piezas de madera», declara Matthias Löhnert.

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-115.jpg

Cumplimiento de la estricta normativa vigente

Para el material y la fabricación de nuestros productos se observan todas las disposiciones alemanas y europeas sobre la seguridad de los juguetes, así como las normativas estadounidenses, en concreto la ASTM Standard Consumer Safety Specification on Toy Safety (F 963).

Asimismo, se cumple con la directiva europea sobre los juguetes (2009/48/CE) y se contemplan las disposiciones de la directiva europea relativa a la seguridad general de los productos (2001/95/CE) y la normativa europea sobre la seguridad de los juguetes (EN 71). Otra norma importante en el ámbito de la fabricación de productos para bebés y niños pequeños es la norma EN 12586 sobre los broches para chupetes. Todas las cadenas para chupetes de HABA han superado los controles externos de TÜV Rheinland.

Las cadenas para chupetes de HABA disponen de clips fabricados en plástico duro de alta calidad y cumplen con toda la normativa vigente. Los clips cuentan con un diámetro inferior a 25 mm, lo que evita que sea necesario un orificio de ventilación adicional. 

Cadenas para el cochecito, sonajeros y otros compañeros habituales para los más pequeños

t-823-haba-spielzeug-natuerliche-neugier-auf-musik-04.jpg

En la guía de cadenas para chupetes de HABA ha quedado claro: detrás del desarrollo de las mismas hay mucho más de lo que parece a simple vista. No obstante, las cadenas para cochecitos, los sonajeros, los centros de actividades o los móviles también esconden complejos procesos de producción y ensayo. Una vez superados, estos accesorios pueden dedicarse a su cometido: acompañar a los más pequeños en su vida diaria, divertirlos, dibujarles una sonrisa y cargarlos de buen humor.