Así de divertido es cepillarse los dientes: trucos, consejos e ideas creativas

«Cepillarse los dientes» es uno de los grandes asuntos en la vida diaria con niños. En todas las familias, hay fases en las que los niños no se muestran precisamente encantados con el cepillo de dientes y compañía, y lavarse los dientes se convierte en un desafío diario.

Por lo general, a los bebés les salen los primeros dientes a partir de los seis meses. Hasta este momento, masajear suavemente sus encías resulta de ayuda en caso de que tengan una sensación incómoda de presión en la boca. En cuanto aparecen los primeros dientecitos, el cepillado se convierte en algo importante. Si los niños cuentan con la oportunidad de acostumbrarse desde tan temprano a la higiene bucal diaria, lo acabarán asumiendo como algo obvio.

Es especialmente importante que los padres puedan hacer del cepillado un momento de diversión, con lo que los niños se verán motivados desde muy pronto a cuidar constantemente su higiene bucal. Para conseguirlo, pueden servir de ayuda diferentes métodos y trucos.

Imitar es divertido

Los niños admiran a los adultos y los consideran un ejemplo a seguir. Esto es algo de lo que los padres pueden beneficiarse fácilmente, y solo tendrán que lavarse los dientes con ellos. De este modo, se les hará ver a los más pequeños que el cuidado de los dientes es parte de la rutina diaria de todos los miembros de la familia.
Además, también pueden ayudar ideas creativas:

  • ¿Quién puede lavarse los dientes a pata coja?
  • Cepillaros los dientes unos a otros será entretenido y algo novedoso.
  • ¿Quién puede cantar una canción divertida?
  • Si se les lee un cuento mientras se lavan los dientes, se sorprenderán de lo rápido que pasan dos minutos.
  • Un buen método de recompensas aumenta notablemente la motivación de los niños.
  • Cambiar de lugar sirve para variar: ¿qué pasa si nos cepillamos los dientes en el jardín?
t-325-haba-spielzeug-bis-zu-den-zaehnen-bewaffnet-mit-tollen-accessoires-fuers-badezimmer.jpg

Armados hasta los dientes con divertidos accesorios para el cuarto de baño

Un fenómeno conocido por todos los padres: con juguetes divertidos y coloridos accesorios, se amenizan las actividades más aburridas. La mejor forma de poner en práctica este truco es dejar que los niños elijan su nuevo vaso o el soporte para el cepillo de dientes y lo coloquen luego con satisfacción en el cuarto de baño.

Con esto, la lucha persuasiva de todos los días pasará a la historia.

t-325-haba-spielzeug-haba-kugelbahnen-wachsen-mit.jpg

¡Plis, plas, agua ya!

Por lo general, nos lavamos los dientes en el lavabo; a veces también paseando por casa. Pero, ¿qué pasa si nos los cepillamos directamente divirtiéndonos en la bañera? A todos los niños les encanta chapotear en la bañera y el tiempo vuela con los juguetes cargados de imaginación. Los dos minutos para cepillarse los dientes pasarán totalmente desapercibidos.