Descorchamos botellas, soltamos globos y arrojamos confeti por los aires: ¡Animal sobre animal cumple 10 años!

t-750-ganz-besonderen-verpackung-mit-silberfarbenes-krokodil.jpg

Cuando el pingüino y el tucán se apilan sobre la oveja y el mono, no hay por qué llamar urgentemente a la sociedad protectora de animales. Tampoco hay que alertar a las autoridades si se divisan cocodrilos de color plateado dentro de una caja… Y es que, seguramente, se tratará de nuevo de nuestros amigos de Animal sobre animal que están de fiesta. Para la celebración del aniversario hemos puesto este juego conmemorativo dentro de una caja muy especial y con un contenido también especial: un cocodrilo de color plateado.

t-172-haba-spielzeug-anniversary-10-years.png

Producido en Alemania y con hogar en todo el mundo

Desde hace ya 10 años se apilan el mono, la serpiente y el lagarto con collar en los cuartos de los niños de todo el mundo. Desde Alemania, pasando por los Estados Unidos, hasta Japón, estos pequeños y duraderos animales de madera fabricados en Alemania han conquistado enseguida el corazón de grandes y de pequeños. También Finlandia se ha contagiado de la fiebre de apilar y, considerando la cifra de habitantes, es el país en el que más ejemplares de Animal sobre animal se han vendido en todo el mundo.

t-295-tier-auf-tier-wird-10-jahre.jpg

Apilar hasta derrumbarse

Saldrá vencedor de este juego quien demuestre verdaderamente mucho tacto y muchos nervios. Sin embargo, más importante que la pregunta «¿quién va a ganar?», es esta otra: «¿Qué altura alcanzará la torre esta vez?».
Para prepararles de la mejor de las maneras para este juego, hemos reunido para ustedes algunos datos extremadamente importantes y que no hay que tomar siempre demasiado en serio acerca del cocodrilo, del mono y compañía. ¡Les deseamos a ustedes y a su familia mucha diversión leyendo, jugando y apilando!

¿Sabían ustedes que…?

t-824-haba-spielzeug-kragenechse-tierische-tatsachen.jpg

El lagarto con collar

En situaciones de peligro, como por ejemplo antes de lavarse los dientes o de ordenar el cuarto de los niños, el lagarto con collar despliega su collar para protegerse. El perímetro del collar alcanza los 30 cm., así que podría esconderse por completo en él un balón de fútbol. Resulta muy práctico, ¿verdad?

t-824-haba-spielzeug-tierische-tatsachen-tukan.jpg

El tucán

«¡Ojo a las frutas!», se dice cuando aparece el tucán. Y es que es un verdadero amante de las frutas y come de todas las clases, desde cerezas y manzanas, hasta plátanos, bueno, en realidad toda fruta que cae en su pico grande.

t-824-haba-spielzeug-tierische-tatsachen-der-pinguin.jpg

El pingüino

Un pingüino emperador puede llegar a pesar hasta 40 veces más que su congénere más pequeño, el pingüino azul. Sin embargo, para que un pingüino emperador no se monte encima, sin querer, de un pingüino azul, los dos necesitarían llevar gafas en realidad, porque los pingüinos, en tierra, son miopes.

t-824-haba-spielzeug-tierische-tatsachen-schaf.jpg

La oveja

¿Sabían ustedes que una oveja puede llegar a pesar hasta 200 kg? Eso es tanto como tres hombres altos o como papá con sus dos mejores amigos.

t-824-haba-spielzeug-tierische-tatsachen-schlange.jpg

La serpiente

Muchas personas consideran espantosa una visita al dentista. Pero para nuestra serpiente es todo lo contrario. Bueno, en realidad no necesita ir al dentista. Si alguna vez se le rompe un diente, el siguiente ya está preparado y le vuelve a crecer en un pispás. Eso es fantástico, ¿no?

t-824-haba-spielzeug-tierische-tatsachen-korkodil.jpg

El cocodrilo

El cocodrilo vive en muchos países de África, América, Asia y Australia. También se le puede encontrar en Europa, donde vive feliz y contento preferentemente en una caja amarilla de juegos junto con otros animales.

t-824-haba-spielzeug-tierische-tatsachen-affe.jpg

El mono 

Mientras que la palabra «mono» suele utilizarse como un insulto, el mono era y es considerado en muchas culturas un animal especialmente sabio e inteligente. Algunas culturas lo veneran incluso como a un animal sagrado. ¡Así que de tonto no tiene un pelo el mono!