Percepción acústica: oír, cantar y hacer música

t_1250_350_entwicklungsschritte_akkustik.jpg

¿Cuándo empiezan a oír los bebés?

Los bebés pueden oír en el vientre de su madre. Perciben los latidos del corazón y registran de este modo un ritmo constante desde el principio de sus vidas. Asimismo, antes de nacer pueden oír también el murmullo de la sangre y el timbre de las voces. Tras el nacimiento, la capacidad auditiva continúa desarrollándose por medio de estímulos externos y el cerebro del bebé aprende poco a poco a procesar diferente tipo de información para permitir al niño una comprensión auditiva completa.

haba-spielzeug-icon-ohr.png

Percepción acústica


Sonidos y voces de personas allegadas

t-396-entwicklungsschritte_akustik_1.jpg
Durante los primeros meses de vida, a los niños les gusta sobre todo la voz de las personas más allegadas a él. Por lo general, son el padre y la madre los que pueden calmarlos con palabras pausadas o con una canción. De este modo, los padres estimulan también las capacidades auditiva y lingüística de su hijo. La música también resulta muy relajante para los bebés. Ya en los primeros meses de vida, pueden diferenciar ruidos con mucha exactitud. Es por ello que para muchos niños los juguetes con música tienen un efecto adormecedor, mientras que otros concilian el sueño con el zumbido de la aspiradora. A partir de los 3 meses, los bebés empiezan normalmente a imitar sonidos y chillan, gruñen o balbucean.

A los bebés les encanta el ritmo y los instrumentos musicales

A los niños pequeños les gusta cantar y hacer música, y adoran además moverse al mismo tiempo. Reaccionan con curiosidad ante distintos sonidos y voces y perciben la música y el ritmo como algo muy natural. Hacer música con ellos y experimentar con diferentes objetos e instrumentos no solo refuerza su percepción acústica, sino también sus competencias emocionales y sociales. La ciencia demuestra una y otra vez que los niños que crecen con música aprenden a andar y a hablar antes. Primero, son las canciones infantiles y los juegos de dedos cantados, y después prosigue la experimentación con distintos instrumentos, que reafirma a los pequeños en su curiosidad natural por los sonidos y los ruidos. Aquí encontrará más información sobre cómo aportar diversidad musical a la vida de sus hijos.

Estimular la percepción acústica de bebés y niños pequeños

t-823-entwicklungsschritte-akkustik_2.jpg

Estimular la percepción acústica con centros de actividades

Los primeros juguetes, como los sonajeros o los centros de actividades, permiten a los bebés conocer diferentes sonidos y producirlos por sí mismos.

Estimular la percepción acústica con juguetes musicales

Los instrumentos musicales para niños pequeños permiten a los niños de dos años en adelante iniciarse de forma lúdica en el desarrollo musical y en el sentido del ritmo. Solos o en grupo, los niños se lo pasan en grande probando y haciendo sonar tambores, maracas, palillos y flautas.

Estimular la percepción acústica con títeres con efectos

Las marionetas con efecto son uno de los juguetes favoritos de los bebés y los niños pequeños. Estas pequeñas compañeras de juego cobran vida de manos de los adultos y suman acción gracias a los sonajeros o cascabeles incorporados. Los niños también pueden utilizarlas por sí mismos, con lo que se estimularán todos los sentidos.