key-visual-kuba-weihnachtskampagne-esp-desktop-001.png
t-1250-einstieg-weihnachtskampagne-weihnachtlich.jpg

Navidad de 1995. Marie tiene 5 años y está sentada entre canicas, bloques de construcción, curvas y rectas. Mira abriendo mucho los ojos las piezas individuales de su primer tobogán de bolas. Poco después escribe las primeras páginas de su propia historia sobre el tobogán de bolas de HABA. 


Historias sobre el tobogán de bolas de HABA

¿Qué pasaría si no existiera el tobogán de bolas de HABA? ¡La vida sería muy diferente! Tres personas cuentan en tres vídeos sus propias historias sobre el tobogán de bolas de HABA. Descubra regularmente una nueva conexión entre pasado y presente.

Todo hizo clic

Todo hizo clic

Sin el tobogán de bolas de HABA no hubiera habido tan buena conexión.

HABA escribe historias sobre el tobogán de bolas

HABA escribe historias sobre el tobogán de bolas

¿Esto va así? Emma, de prácticas en HABA, llega al fondo del tobogán de bolas.

Miramos hacia delante

Miramos hacia delante

Es el hombre que fijó la dirección de las canicas: el diseñador responsable del tobogán de bolas de HABA explica por qué el tobogán de bolas y el ordenador son más similares de lo que parece.  

¡A todo gas!

¡A todo gas!

Gracias al tobogán de bolas de HABA, no ha quedado piedra sobre piedra.

Punto de encuentro: el presente

Punto de encuentro: el presente

Cuando se encuentran el pasado y el futuro. Escuchamos la conversación entre dos diseñadores del tobogán de bolas de HABA.

¡Pitido inicial!

¡Pitido inicial!

Sin el tobogán de bolas de HABA las cosas no habrían salido tan redondas. 

 

Echamos la mirada atrás

Echamos la mirada atrás

Entrevista con el inventor del tobogán de bolas de HABA.

Por cierto, Marie es hoy arquitecta. ¿Habría elegido esa profesión sin el tobogán de bolas de HABA? Seguro que sí. Pero está claro que jugar con el tobogán de bolas tiene diferentes efectos estimulantes para el desarrollo como la comprensión de los fundamentos de la estática y el pensamiento tridimensional. En cualquier caso, a Marie le gusta recordar su niñez entre canicas y bloques de construcción. Este año, por Navidades, le regala a su hijo por primera vez un tobogán de bolas de HABA.


Un auténtico clásico de HABA 

img-396-kugelbahn-echter-klassiker-weihnachtlich.jpg

Desde la invención del tobogán de bolas de HABA está claro: del mismo modo que los niños se rompen la cabeza y hacen trabajos manuales con los componentes hasta que dan forma a una pista de diversión pequeña o muuuuy grande, así trabajan también los diseñadores de HABA buscando la perfección, hasta que están seguros de que el tobogán de bolas puede salir a jugar precisamente ASÍ. Consiste en lo siguiente: ¡A por las canicas, listos, ya!

Hay muchas variantes y efectos: puede sonar y hacer ruido, vibrar y girar como una peonza. Puede oscilar y sonar, planear e iluminarse. Y si solo se modifican algunas piezas, las leyes de la física se vuelven a poner a prueba. Por supuesto, los diferentes sets del tobogán de bolas también se pueden combinar entre sí, para disfrutar sin límites. Las pequeñas y coloridas canicas se precipitan por la pista de madera de haya de alta calidad que en su mayor parte cuenta con la calificación "Made in Germany". 


img-396-kugelbahn-quali-sicherheit-weihnachtlich.jpg

La calidad y la seguridad son lo más importante: ya en la selección de materiales prestamos atención a la sostenibilidad y a una producción respetuosa con los recursos. Esta calidad garantiza que los hermanos mayores puedan pasar su preciado tobogán de bolas a sus hermanos pequeños sin el menor problema. Y eso es exactamente lo que convierte al tobogán de bolas de HABA en el juguete perfecto para grandes y pequeños.


Combinación inteligente = ¡Diversión explosiva! 

Tobogán de bolas y bloques de construcción

Los bloques de construcción HABA tienen las mismas dimensiones básicas que el tobogán de bolas. Esto los convierte en unos duraderos compañeros de juegos que pueden integrarse fácilmente en el juego con el tobogán de bolas de HABA y luego pasarse a los hermanos pequeños. Todos los juegos de bloques de construcción HABA pueden combinarse entre sí y satisfacen las necesidades de distintos grupos de edad. Fabricados con madera de haya de alta calidad, sorprenden además por sus diversos y fascinantes efectos sonoros y táctiles que no dejarán de asombrar a los más pequeños. Al apilar, construir y experimentar, se estimula de forma lúdica la motricidad fina y, al mismo tiempo, la concentración y el pensamiento tridimensional.

Descubra el mundo de los bloques de construcción de HABA


El tobogán de bolas y Kullerbü 

¡Atención, pequeños maestros del rodamiento de bolas!

Kullerbü es el hermano pequeño del tobogán de bolas de HABA y está dirigido sobre todo a los más pequeños de entre 2 y 8 años. El sistema de clic estable y el diseño adaptado a los más pequeños pueden ser la manera de que los pequeños descubridores se adentren en el mundo del tobogán de bolas de HABA. Algunos elementos Kullerbü también se pueden combinar con el tobogán de bolas.

En el gran mundo de Kullerbü, hay varios coches, bolas y vehículos que se mueven por las diferentes pistas de juego y toboganes de bolas. Los sets se pueden combinar entre sí de forma flexible y es muy fácil maximizar la diversión con un sistema de clic. De esta forma, la complejidad de las combinaciones puede aumentar con la edad del niño. La combinación de componentes duraderos de madera y plástico garantiza la utilización óptima de las ventajas de cada material.

Kullerbü convence además por sus interesantes accesorios como pistas de sonido, sets temáticos y fantásticos efectos ópticos. Una estupenda suma de acción, diversión Kullerbü prolongada y desarrollo en los ámbitos de la motricidad fina, la creatividad y la lógica.

Descubra Kullerbü

En la categoría Kullerbü, encontrará todos los productos.