La importancia de los puzzles para el desarrollo del niño

t-puzzles-entwicklung-kinder.jpg
Los puzzles son un entretenimiento que fascina tanto a niños como a mayores y no solo son divertidos, sino que además modifican de forma positiva los procesos de pensamiento de nuestro cerebro. Los niños pequeños que juegan con puzzles desde temprana edad entrenan la motricidad fina y las habilidades cognitivas. En este artículo le informamos de la edad en la que empiezan a ser recomendables, qué juegos de puzzles existen, qué seguridad ofrecen los puzzles HABA y qué otras cosas pueden conseguirse con este tipo de actividad.

¿Cuándo adquieren los niños la capacidad de hacer un puzzle?

img-ab-wann-koennen-bilder-puzzeln.jpg

Los niños pueden iniciarse en la aventura de los puzzles entre los 12 y los 18 meses de edad, en función del desarrollo de su percepción visual y su motricidad fina. Observe al niño y plantéese las siguientes cuestiones: ¿Puede agarrar objetos de forma consciente? ¿Utiliza el denominado «agarre de pinza»; es decir, coge los objetos con los dedos pulgar e índice y los lleva de un lado a otro? ¿Puede reconocer y distinguir formas? Si ha respondido afirmativamente a todas estas preguntas, su hijo está preparado para iniciarse en el emocionante mundo de los puzzles. No obstante, tenga en cuenta que el interés por los rompecabezas no es algo que pueda imponerse; más bien constituye una motivación que nace siempre del propio niño.

¿A partir de qué edad se pueden hacer puzzles con niños pequeños?

img-Ab-welchem-Alter-macht-Puzzeln-mit-Kleinkindern-Sinn.jpg

La mejor forma de introducir a los niños pequeños en los juegos de rompecabezas es a través de los denominados puzzles de agarre; estos son puzzles de madera con clavija, en los que el dibujo se conforma mediante unas pocas piezas fáciles de agarrar. Asimismo, también resultan adecuados los llamados puzzles con marco de madera, los cuales cuentan con motivos coloridos o con piezas grandes de madera para constituir una imagen completa. Con ellos, los niños entrenan la motricidad fina y aguzan el sentido para las formas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, por lo general, los niños pequeños solo pueden mantener la concentración en los puzzles durante un lapso corto de tiempo. Por tanto, resulta útil si uno de los padres presta su ayuda al pequeño principiante. 

¿Qué aprenden los niños mediante los puzzles?

img-Was-lernen-die-Kinder-durch-Puzzles.jpg
A través de los puzzles, los niños entrenan la motricidad fina, mejoran la coordinación óculo-manual y se ejercitan en la concentración y la paciencia. Asimismo, aprenden a resolver problemas con estrategias y de forma estructurada, algo que se consigue mediante la clasificación repetitiva de las piezas. Logran reconocer mejor las formas y los colores, y la capacidad de concentración y la memoria aumentan, especialmente la memoria a corto plazo. Se ejercitan igualmente la tenacidad y la tolerancia a la frustración. Los puzzles infantiles ejercen innumerables efectos positivos sobre las habilidades manuales, el desarrollo cognitivo y la percepción visual. Por último, no hay que olvidar que al final los pequeños se ven recompensados con una fantástica imagen y se sienten orgullosos de sí mismos. Los puzzles mantienen la mente activa y son una fuente de alegría.

¿Qué tipos de puzzles existen para niños?

img-verschiedene-puzzles.png

Existe una gran variedad de puzzles que se diferencian, por un lado, por el material del que están fabricados y los motivos que muestran, y por otro, por su grado de dificultad. En general, en tanto que va aumentando la edad del niño, aumenta también la dificultad de los puzzles, que se compone de varios factores: la cantidad y el tamaño de las piezas, el grado de detalle de la imagen, así como la composición cromática y la calidad. Existen puzzles de madera y de cartón, y sus grados de dificultad varían en función de la forma, la dureza y la flexibilidad de las piezas. De este modo, una gran cantidad de piezas pequeñas con formas sofisticadas y un gran número de detalles en la imagen dificultan la composición del puzzle y le confieren complejidad.

¿Qué puzzles resultan adecuados para qué edad?

img-breit-welches-alter.jpg

Los puzzles despliegan todo su potencial y aportan todas sus ventajas solo cuando se adaptan a la edad y al desarrollo del niño. Además, aconsejamos elegir el grado de dificultad adecuado para que puedan resultar divertidos. A los niños también les satisface que sus padres les ayuden en la tarea; sobre todo, cuando esta resulta ardua.

De 1 a 2 años / 12 a 24 meses de edad

Para los niños a partir de un año, o algo mayores, resultan muy idóneos los puzzles de agarre con clavija, ya que sus piezas pueden cogerse con facilidad. Los puzzles de madera o los puzzles con marco también resultan muy adecuados para los más pequeños gracias a su robustez. Estos puzzles son sencillos, puesto que cuentan con pocas piezas. Con el fin de despertar el interés de los pequeños, los motivos suelen contar con colores vivos. Muestran dibujos de animales y vehículos, de diferentes temáticas como la granja o la obra, así como escenas de la vida diaria de los niños, lo que estimula la capacidad lingüística y ayuda a ampliar el vocabulario. En el apartado de puzzles de madera y de agarre, en haba.de, encontrará una amplia selección de puzzles adaptados a esta edad.

A partir de 2 años

img-bubble-2-jahre.png

Para los niños a partir de dos años, comienzan a resultar interesantes los puzzles de hasta 8 piezas. Algunos de ellos se presentan en un set de varios motivos, que cuentan con un número distinto de piezas y ofrecen con ello aún más variedad: un motivo consta de dos piezas, el otro de tres, el siguiente de cuatro, etc. Los más experimentados se despiden a esta edad de los puzzles de madera y pasan a jugar con puzzles de cartón. Para los niños a partir de 2 años, también resultan muy idóneos los puzzles de agarre con sonidos, donde la tarea consiste en colocar la pieza correspondiente en el hueco correcto en función del sonido.

A partir de 3 años

img-bubble-3-jahre.png
A los niños a partir de tres años se les despierta el interés por los puzzles de cartón enmarcados. Empiezan a formar puzzles con un mayor número de piezas de tamaño más pequeño. A esta edad, los niños suelen perder el interés por descubrir el mundo a través de la boca y desarrollan cada vez más sus habilidades manuales y visuales. Los puzzles de hasta 24 piezas son asequibles para ellos, aunque aún los resuelven conforme al principio de «ensayo y error».

De 4 a 5 años

img-bubble-4-5-jahre.png

Gracias a la experiencia acumulada, los niños a partir de 4 años han aumentado ya su habilidad para unir las distintas piezas –en la mayoría de los casos, hasta 24–. Algunos continúan haciendo uso del método de «ensayo y error», mientras otros ya proceden de forma más sistemática. En cuanto al contenido de los dibujos, son más complejos y detallados. Muchos puzzles para niños a partir de 5 años disponen de unas 49 piezas, aunque también están a su alcance los rompecabezas de hasta 60. 

De 6 a 8 años

img-bubble-6-8-jahre.png

Los niños de 6 años ya cuentan con la capacidad de identificar y clasificar las piezas conforme al lugar al que corresponden. Han desarrollado su propia estrategia para componer la imagen completa en función de la forma, el color y el motivo del puzzle. Los puzzles de 100 piezas suponen un desafío y muestran escenas diseñadas al detalle, tales como mapas, paisajes, mundos de fantasía o el espacio. En función de su experiencia previa, los niños de 8 años ya pueden resolver puzzles de 260 o incluso 500 piezas. Los puzzles en 3D añaden el componente del espacio y ayudan a entrenar la visión espacial. No obstante, siempre se ha de tener en cuenta que la cantidad de piezas y el grado de dificultad del puzzle tienen que adecuarse al nivel de desarrollo del niño, ya que los puzzles deben constituir una diversión.

¿Qué otros modos de jugar con puzzles existen?

Un puzzle no es siempre simplemente un puzzle, también existen puzzles con figuritas de madera o de plástico para el juego libre. En la mayoría de las ocasiones, una plantilla con forma de rompecabezas sirve de base de juego. Los puzzles y las figuras estimulan la fantasía e invitan a los niños a inventar historias y a interpretarlas. Otros puzzles son rompecabezas y libro en uno, con los que los niños pueden pasar hojas, leer historias y, según les apetezca, extraer las piezas de puzzle que contienen y volverlas a colocar. Asimismo, en nuestro sitio web encontrará plantillas de rompecabezas para imprimir, las cuales podrá colorear, recortar y componer. Con ello, los niños aprenderán además a utilizar las tijeras, los lápices y el pegamento.

¿Dónde y con qué materiales se producen los puzzles de HABA?

pefc-logo.jpg

Los puzzles HABA para los adeptos más jóvenes están fabricados de madera y contienen piezas de gran tamaño, fáciles de agarrar para las manos de los bebés y los niños pequeños. La madera es una de las materias primas más bellas y naturales. Desde 2010, nuestros productos de madera cuentan con el sello PEFC, que certifica el empleo de maderas de gestión forestal sostenible. Podrá encontrar más información a este respecto en haba.de, en el apartado «Donde esté HABA, está la calidad».

Cuando aplicamos color a los puzzles de madera, empleamos únicamente pinturas sin disolventes y barnices de base acuosa, por lo que los bebés y los niños pequeños pueden llevárselos a la boca sin reparos. 

Para los niños pequeños y los niños de más edad, fabricamos nuestros puzzles con cartón. Estos puzzles son muy robustos y especialmente estables gracias al proceso de compactación al que son sometidos para que puedan utilizarse durante mucho tiempo. Asimismo, a los puzzles de cartón se les pueden imprimir numerosas ilustraciones que, por otro lado, sirven de estímulo a la fantasía.

¿Qué seguridad ofrecen los puzzles de HABA?

img-einweichen-schablone-sicherheit.jpg

Como en todos los productos de HABA, la calidad y la seguridad de los puzzles es de suma importancia para nosotros y se comprueban mediante ensayos tanto internos y como externos. Especial relevancia revisten las pruebas de seguridad mecánicas. Con los test de ensayo sobre plantillas, garantizamos que las piezas de los puzzles cuenten con el tamaño necesario para evitar el riesgo de atragantamiento en los niños menores de tres años. Asimismo, sometemos los puzzles de madera con clavijas a un ensayo de inmersión con el que nos aseguramos de que las clavijas no se desprenden. En el apartado de calidad, encontrará información más detallada sobre los estándares de calidad y seguridad de HABA.

¿Con qué otros juguetes se fomentan la motricidad fina y la capacidad cognitiva de los niños?

Podrá estimular las capacidades cognitivas de su pequeño con juegos de encastre, juegos de apilar y juegos de clasificación adaptados a su edad. En HABA, encontrará ideas al respecto en el apartado «Desarrollo cognitivo». Además de con los puzzles HABA, también puede estimular las habilidades motoras de su hijo a través de otros juguetes de madera, como los sonajeros o los bloques de construcción. Encontrará más información en HABA, en el apartado «Desarrollo motor».

Descubra con sus hijos todos los puzzles de HABA en la categoría «Puzzles infantiles». Los más pequeños, a partir de 12 meses, encontrarán una gran selección de puzzles para manos pequeñas en la categoría «Puzzles de madera y de agarre». Desde HABA, deseamos que disfrute enormemente con nuestros puzzles para niños.