«El valle de los vikingos» es el «Kinderspiel des Jahres 2019» (Juego infantil del año 2019). Un vistazo entre bastidores

teaser-1250x350-tal-der-wikinger_gewonnen.jpg

Calentamos las muñecas y ¡manos a la obra! En el pueblo vikingo, comienza la competición anual de derribo de toneles y los jugadores de HABA están preparados. Con un poco de destreza, algo de suerte e inteligencia, los chicos a partir de 6 años podrán convertirse en los jefes del valle de los vikingos. Pero, cuidado, porque el que no derribe los toneles correctos y no se coloque bien en el embarcadero, caerá al agua y solo se hará con el título de perdedor.

El atractivo especial de «El valle de los vikingos» ha fascinado al jurado y el juego ha sido nombrado «Kinderspiel des Jahres 2019». No obstante, desde que surge la primera idea hasta que se concluye el juego –en la característica caja amarilla de HABA– hay un largo camino. Vamos a echar un vistazo entre bastidores.

Los autores: un dúo de éxito tanto en el ámbito profesional como en el personal

Fort_Willfried_Marie_01.jpg

Wilfried y Marie Fort son el talento creativo de «El valle de los vikingos» y autores de más de quince juegos de mesa. Su pasión en común no solo los ha unido en el ámbito profesional, sino también en el personal. Casados y con dos hijos, viven en la tranquila región francesa de Saint Colomban, cerca de Nantes. Antes de convertirse en autores de juegos, se dedicaron a profesiones totalmente distintas. Wilfried Fort, nacido en 1982, era carpintero y ebanista cualificado, mientras que Marie, tres años más joven que él, trabajaba como comercial.
 
A estos dos franceses les encanta contar historias en sus juegos y dar vida con mucho acierto a sus personajes. En febrero de 2019, su juego «Mr. Wolf» fue galardonado con el premio «As d’Or de l’année enfant 2019» en el Festival Internacional de Juegos de Cannes. Y con el premio «Kinderspiel des Jahres 2019» de «El valle de los vikingos», este dúo ha vuelto a hacerse con un prestigioso premio a escala mundial. Además, el matrimonio Fort es muy popular en HABA gracias a su juego de dados «¡Carrera de caracoles!», que deja testimonio de la buena colaboración entre la firma y los autores.

De piratas a vikingos

Spielbrett.png

Marie y Wilfried Fort presentaron «El valle de los vikingos» por primera vez en el Festival Internacional de Juegos de Cannes, en febrero de 2017, como prototipo independiente. Por suerte, Jenny Bessière, de la dirección de ventas de HABA Francia y Markus Nikisch, explorador de ideas en la redacción de juegos de HABA, estaban allí y estuvieron atentos. «Desde el principio, tuve claro el potencial de este juego. Le dije a los autores que no me iba hasta que no nos comprometiésemos a trabajar juntos en ello», recuerda Markus Nikisch con satisfacción. Y es que exactamente a eso se dedican los redactores de HABA: interceptan particularidades, traen autores a HABA y desarrollan juntos fantásticos juegos para niños. Con «El valle de los vikingos», Markus volvió a dar en el clavo.

Al principio, debían ser piratas los que participaran en la competición, pero la historia nos ha enseñado que sobre todo los vikingos disputaban encantados toda clase de competiciones. Por tanto, resultaba sumamente apropiado que estos personajes utilizaran los auténticos toneles en el «valle de los vikingos» para encontrar al mejor y más inteligente tirador de bolos de todo el pueblo. De este modo, los piratas pasaron a ser vikingos rápidamente.

3D_Wikingerboot.png

Durante el diseño del juego, surgieron algunas dificultades al equipo de redacción de HABA, dirigido por Annemarie Wolke, responsable del juego. En un principio, los embarcaderos y los compartimentos para las monedas se encontraban en la caja, pero de esta forma los jugadores no siempre podían alcanzarlos. «Colocar las fichas en los agujeros del tablero planteaba un problema a la hora de rodar las bolas. ¡Así no podía resbalar nada!», cuenta Annemarie Wolke. El resultado fueron unos atractivos barcos vikingos en 3D y un impresionante tablero de enormes dimensiones que crean un fantástico ambiente de juego.
El juego terminó de cobrar vida con las extraordinarias ilustraciones de Maximilian Meinzold, que con sus personajes y su pasión por el detalle, ha conseguido que tanto niños como mayores se sumerjan en el mundo de los vikingos. Meinzold, nacido en 1987, es diseñador gráfico e ilustrador independiente. Vive y trabaja en Múnich y se dedica sobre todo a los ámbitos de la literatura infantil y juvenil, la literatura de fantasía y la ciencia ficción. Por su diseño de libros innovador, moderno y variado ha sido nominado ya a numerosos premios.

De este modo, la genial idea de dos autores con mucha creatividad y pasión se ha convertido – con el premio «Kinderspiel des Jahres 2019»– en un auténtico éxito, gracias a la participación de otros muchos colaboradores.

El Valle de los Vikingos