El Club de las Zarpas

Afila bien esas uñas y, ¡al baile de máscaras! Los felinos llegan al baile de máscaras e intentan desenmascararse los unos a los otros. Debes intentar jugar con astucia tus cartas de gato, extraer las conclusiones adecuadas y exponerte lo menos posible ante los demás. Gana quien acumule la mayor cantidad de puntos con gran habilidad y deducción.
img-identitaet-geheim-halten.jpg
Las naricillas de los gatitos se convierten en auténticas narices de sabueso: ¿Quién es capaz de desenmascarar a quién y al mismo tiempo mantener en secreto la propia identidad?
img-ausspielen-der-richtigen-Karten.jpg
Aquí se ponen a prueba habilidades a lo Sherlock Holmes: ganará quien sea hábil combinando y jugando las cartas correctas.
img-meisten-punkte-sammeln.jpg
El mejor detective reunirá el mayor número de puntos y se convertirá en el ganador/a.

Exclusivo: Descarga de instrucciones de juego

Exclusivo: Instrucciones de juego para descargar.

305280-el-club-de-las-zarpas-es.pdf
En el nuevo juego familiar El Club de las Zarpas se puede especular, planear tácticas y realizar deducciones. Este gracioso y felino juego de deducción permite que entre 2 y 4 jugadores y jugadoras desempeñen los papeles de diferentes cuadrúpedos cazadores de ratones. Gracias a la atmósfera creada por el diseño del juego, ¡es facilísimo sumergirse en el mundo de los lindos y astutos gatitos!

Autor:

img-reid-conner.jpg
Connor nació en 1989 y vive en la localidad canadiense de London junto a su mujer y su hijo. Tras finalizar sus estudios de Diseño Multimedia y Animación en 3D, Connor comenzó a trabajar en la empresa de desarrollo de juegos de su padre, Wiggles 3D, diseñando y creando desde casa. La pasión de Connor por los juegos de mesa proviene del tiempo que pasó con su padre durante su infancia. Ha participado en la producción de más de 20 juegos de mesa y su primer juego de autor fue «5-Minute Dungeon», el cual se encontró en la lista de recomendaciones de «Spiel des Jahres 2018» (Juego del año 2018).

Ilustrador:

img-Fontagnier-Pablo.jpg
Nacido en la ciudad alemana de Mannheim en el año 1981, Pablo Fontagnier visitó la escuela de educación artística temprana y realizó los habituales cursos de pintura casi al mismo tiempo en que se consagraba al arte digital y al grafiti. Este caos interdisciplinar es el motivo por el que se pueden encontrar rastros de «Pablo aka hombre» tanto en trabajos de ordenador como en paredes de todo el mundo. Pablo ha continuado fiel al lenguaje visual y a la dinámica de la cultura urbana, aunque ha superado los límites de esta temática.