La Hoguera perfecta con Niños y Niñas

lp-terra-kids-lagerfeuer-teaser-einstieg-desktop.jpg

Hoy la cena se convierte en una aventura... ¡alrededor de una hoguera! Ya hemos seleccionado las mejores recetas para una hoguera con niños y niñas, y es hora de ir preparando las brasas: pan tostado, verduras y unas nubes. Y por supuesto no pueden faltar las historias infantiles y otros juegos en torno a la hoguera. Nuestro consejo: después de una rica comida, juegos e historias, podéis pasar la noche al aire libre bajo las estrellas. Apagad el fuego y ¡vivid la naturaleza con todos los sentidos! Juntos y en familia.

lp-terra-kids-lagerfeuer-skizze-lagerfeuer-desktop.jpg

Recetas para hacer en la hoguera: platos rápidos, sencillos y deliciosos

Fácil y rápido. ¡Y, sobre todo, delicioso! De eso se trata precisamente cuando pensamos en recetas para niños y niñas hechas en la hoguera. Y es que ¿hay algo mejor que una cena familiar bajo las estrellas? Para que nada se interponga en vuestro camino, aquí tenéis las mejores recetas para vuestra próxima hoguera.

Sabrosísimo: Receta de pan de fogata

lp-terra-kids-lagerfeuer-teaser-stockbrot-desktop.jpg

Ingredientes:

  • 400 g de harina
  • 1 pizca grande de sal
  • 1 paquete de levadura química
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de azúcar
  • 300 mL de agua tibia

Elaboración: 

  1. Mezclad todos los ingredientes en un cuenco y amasadlos bien. La masa debe quedar suave.
  2. Nuestro consejo: Se puede sazonar un poco la masa con distintas especies como tomillo, orégano, romero o tomate seco, para darle un toque diferente
  3. A continuación, dejad reposar la masa unos 15 minutos. Seguidamente, enrolladla con cuidado alrededor de un palo cortado.
  4. Colocad vuestro pan de fogata sobre el fuego a una distancia suficiente de las llamas para que no se queme y dejad que se tueste tanto como os guste.
  5. ¡Buen provecho!

Dulces y sabrosas: Receta de nubes a la barbacoa

lp-terra-kids-lagerfeuer-teaser-marshmallows-desktop.jpg

Ingredientes: 

  • Nubes
  • Fruta al gusto

Elaboración:

  1. Ensartar las nubes en un palito alternándolas con las frutas que prefiráis.
  2. Cuando hayáis terminado vuestra brocheta, colocadla brevemente sobre el fuego.
  3. ¡Buen provecho!

Sano y sabroso: Receta de brochetas de verduras

Ingredientes: 

  • Mazorcas de maíz
  • Pimientos
  • Champiñones
  • Tomate
  • Calabacín
  • Pepino

Elaboración: 

  1. Ensartar trozos grandes de las verduras que más os gusten, alternativamente en un pincho de brochetas.
  2. Cuando hayáis terminado de preparar vuestras brochetas, colocadlas brevemente sobre el fuego.
  3. ¡Buen provecho!

Como gozar de una hoguera perfecta con niños y niñas

Pasar un día al aire libre en contacto con la naturaleza es maravilloso, y si además se culmina con una noche alrededor de una hoguera, entonces se hace insuperable. La hoguera es la zona de reunión de mayores y pequeños en cuanto cae la noche y hace un poco más de frío. Se puede cantar, contar historias, jugar o simplemente pasar el rato juntos. Con nuestros consejos y trucos para conseguir una hoguera perfecta con niños y niñas, estaréis completamente preparados.

Por cierto, echad un vistazo también al Brasero Terra Kids. Se puede regular en altura, es muy compacto, estable y pesa muy poco. En la parte exterior del anillo, incluye seis soportes para horcaduras, donde se puede colocar el pan, las salchichas o las nubes. Uso fácil y seguro . ¡Vamos allá!

lp-terra-kids-lagerfeuer-teaser-holzsammeln-desktop.jpg

1. Recoge madera...

...a los niños y a las niñas les divierte especialmente, ya que son coleccionistas apasionados por la naturaleza. En general, se sigue la siguiente regla básica: la madera debe estar seca. La madera húmeda, carcomida, podrida, o los trozos de madera demasiado grandes o gruesos no servirán para hacer el fuego. Lo ideal es la muerta en vertical, es decir, árboles sin hojas verdes, secos y que siguen en pie a pesar de estar muertos. A menudo, están torcidos, a punto de caer, y se pueden romper con más facilidad.

Buscar madera en el bosque hace que la aventura sea aún más auténtica, pero no en todas partes está permitido recoger leña o simplemente no se encuentra la madera apropiada. Por ello, lo más fácil y seguro es llevar leña seca de casa. Las maderas de abedul, haya o fresno resultan especialmente adecuadas.

¡Atención! El nogal o el roble expulsan un humo fuerte y penetrante. Las maderas de coníferas se queman muy bien, pero también muy rápido. Asimismo, la madera rica en resina no es apta para barbacoas, ya que puede ser perjudicial para la salud.

lp-terra-kids-lagerfeuer-teaser-stapeln-desktop.jpg

2. Colocación la madera...

... es especialmente fácil si se utiliza la técnica correcta. Si se coloca en forma de tienda de campaña, los palos suelen caer al encenderse y apagan el fuego. Es preferible apilar la madera en forma de torre. Antes de encender el fuego, asegúrate de que tienes suficiente madera seca preparada para ir añadiéndola.

Nuestro consejo: A la hora de añadir madera, existen dos pequeñas reglas importantes: En primer lugar, añade las ramas más pequeñas y finas y, a continuación, las piezas más grandes. Asimismo, es mejor añadir poca cantidad y más a menudo que mucha de una sola vez. Esto evita que se forme mucho humo.

lp-terra-kids-lagerfeuer-teaser-zunder-desktop.jpg

3. La yesca...

... es tan importante como disponer de la madera adecuada. Cuanto mejor sea el medio de combustión, más rápido prenderá el fuego. La mejor yesca que se puede encontrar en la naturaleza es la corteza joven de abedul, que arde aunque esté húmedo. Otro método fantástico para prender el fuego, son los «encendedores caseros” hechos con hueveras de cartón. Es así de fácil: Separa los conos, llénalos hasta la mitad con virutas de madera cortadas y rellénalos con cera. A continuación, compacta las virutas un poco y vuelve a rellenar con virutas hasta el borde, sellando de nuevo con cera. ¡Listo!

Nuestro consejo: Te recomendamos que dispongas de varios métodos de encendido y los pruebes en casa antes para ver si funcionan. Las briquetas convencionales de madera prensada impregnadas de cera también son especialmente prácticas. Asimismo, se recomendamos no usar productos derivados del petróleo por el mal olor y el humo que desprenden.

lp-terra-kids-lagerfeuer-teaser-streichholz-desktop.jpg

4. Las cerillas y los encendedores de magnesio…

... son buenas herramientas con las que los niños y las niñas aprenden –bajo la supervisión de un adulto– a manejar el fuego de forma profesional y responsable. Con las cerillas el fuego resulta difícil de encender, especialmente cuando hace viento. De modo que es más fácil conseguirlo con los encendedores de magnesio, que producen chispas más grandes y de mayor temperatura.

Nuestro consejo: para conseguir muchas chispas, se debe pasar el trozo de metal por la barra de magnesio con suficiente presión y velocidad. Se recomienda colocar el extremo de la barra directamente en contacto con la yesca. De este modo, las chispas chocan con ella y producen la combustión.

lp-terra-kids-lagerfeuer-teaser-loeschen-desktop.jpg

5. Apagar el fuego...

... es tan importante como encenderlo y debe llevarse a cabo con sumo cuidado: Si la hoguera se ha encendido en un recipiente o en un soporte móvil, se puede apagar muy fácilmente. Si, por el contrario, se ha encendido sobre la tierra, será un poco más laborioso. En primer lugar, debe extinguirse con mucha agua. Cuando el fuego se haya apagado, se mezclan los restos de madera, las cenizas y la tierra, y se vuelve a verter agua hasta que los trozos de madera de mayor tamaño se hayan apagado por completo. Si la madera aún está caliente al tacto, se deberá volver a apagar.

¡Atención! Al apagar la hoguera con agua, se genera una nube de vapor caliente, por lo que debe mantenerse una distancia de seguridad adecuada.

Juegos para niños y niñas en torno a la hoguera

lp-terra-kids-lagerfeuer-teaser-spielideen-desktop.jpg
Tiempo de hogueras = ¡tiempo de juegos! ¿Y por qué no trasladar el tablero de juego a la naturaleza? Precisamente cuando te despides de tu entorno habitual, te familiarizas con nuevos espacios. Hemos recopilado algunos juegos inspiradores, emocionantes y divertidos relacionados con la hoguera, en los que seguro que todos podéis participar. Auténticos clásicos que no necesitan mucho material, pero que divierten enormemente. El aburrimiento de los niños y las niñas se lo llevará el humo.

1. Idea de Juego: ¿Quién soy?

¡Atención a los apasionados de los acertijos! Uno de vosotros piensa en una persona famosa, un personaje o un héroe infantil de libros, películas o juegos. A continuación, los demás deben hacer preguntas para averiguar de qué o quién se trata. ¡Las preguntas solo podrán contestarse con sí o no! Podéis preguntar hasta que la respuesta a vuestra pregunta sea un «no». En ese caso, será el turno del siguiente jugador. Quien acierte, ganará y podrá pensar en el siguiente personaje.

2. Idea de Juego: Teléfono estropeado

¿Quién será el mejor telefonista? Uno de vosotros piensa en una palabra y se la susurra al oído al jugador que se encuentra a su lado. A su vez, este jugador se la susurra al siguiente jugador, y así sucesivamente hasta que la palabra haya dado una vuelta completa y a todos os la hayan susurrado al oído. Para terminar, la última persona de la ronda dice la palabra en voz alta. ¿La palabra ha cambiado? Aviso de antemano: la primera palabra a menudo no suele tener nada que ver con la última, y esto es precisamente lo que hace que el juego sea tan divertido.

3. Idea de Juego: Contar historias

Todos os sentáis cómodamente, la noche se cierne sobre la naturaleza, la hoguera calienta crepitante y se crea un ambiente de cuento. No es de extrañar que, justo delante de una hoguera y lejos de la televisión y otros entretenimientos, aparezca la conversación. Nosotros decimos que ¡es la hora de contar historias! Pueden ser divertidas o de miedo, reales o inventadas, cortas o un poco más largas. ¿Quizás papá y mamá recuerdan alguna que otra aventura de su infancia y la comparten con toda la familia? Y los niños y las niñas cuentan su libro favorito? Las posibilidades son ilimitadas, por lo que ha llegado la hora de escribir el siguiente capítulo de vuestro libro familiar.