Saltar al contenido Saltar al menú de navegación

Una visita bestial al zoo con los Little Friends

t-little-friends-zootiere.jpg
img-surfer-colin.png

¡Hola, soy Colin!

¿Habéis estado alguna vez en el zoológico? Hoy vamos Matze y yo con mamá. Yo estoy ya muy nerviosa porque a mí me encantan los animales y en el zoo se pueden ver muchos animales que yo no he visto todavía en realidad, solo en libros o en películas. Los bocadillos para el picnic ya están preparados, así que ya podemos irnos. «Lo que más me gusta es la sección de África, donde están los animales más grandes», explica Matze. «¡Vamos a ver las jirafas!». Mamá y yo apenas logramos seguirlo de lo rápido que va. ¡Vamos enseguida!

Como en la sabana

img-little-friends-zootiere-giraffe-zebra.jpg

Por fin se ha parado junto a una valla. El paisaje que hay detrás se parece a las grandes llanuras de África, a las que se llama sabana. En el gran cercado galopan majestuosamente las altas jirafas entre las cebras. ¡Cómo me gustan las cebras! Parecen ponis con rayas en blanco y negro. Las jirafas dejan a Matze alucinado: «¡Es increible lo grandes que son y el cuello tan largo que tienen! ¡Como un brontosaurio!».

El rey de la selva

img-little-friends-zootiere-loewe.jpg

Justo al lado aparece el imponente león en su territorio. Matze está entusiasmado: «¿Has oído alguna vez rugir a un león?» —me pregunta—. «¡Es impresionante!». Este león se parece un poco a la gata de Matze, Sally, solo que ella no tiene una melena marrón oscuro tan imponente. También tiene unas garras enormes, que de hecho se parecen a las de Sally, solo que bastante más grandes. Esperanzados, observamos al león ir tranquilamente de aquí para allá, pero no ruge.

Descendencia de elefantes

img-little-friends-zootiere-elefanten.jpg

«¡Venid aquí!, ¡tenéis que ver esto!», grita mamá. Ella ya ha ido hasta el siguiente cercado. «¡Mira qué colmillos tan grandes!», dice Matze admirado, mientras señala un elefante impresionante. El elefante no tiene pelo, sino una gruesa piel de color gris. «¡Oh, mira!», —grito emocionada—. «Ahí hay uno pequeño, ¡es un bebé!». Detrás del grande, sobresale un joven elefante, que eleva su trompa con curiosidad. Matze y yo lo saludamos alegremente y el pequeño se atreve a salir de detrás de su madre y da un par de pasos hacia nosotros. Matze exclama con entusiasmo: «¡Qué gracioso es!». Estoy completamente de acuerdo con él. El pequeño tiene un divertido mechón de pelo sobre la cabeza.

Un zoológico Little Friends para casa

No me harto de observar al pequeño elefante. Y, entonces, algo gruñe junto a mí. Matze me mira encogiéndose de hombros. —«Ha sido mi estómago. Tengo un hambre de oso» —«En ese caso, vamos a comer. Mamá ha preparado unos bocadillos muy ricos », le sugiero. Buscamos un banco en la sombra y disfrutamos de nuestros bocadillos. «¿Qué vamos a ver ahora?», pregunta Matze. «Los animales para acariciar», digo sin ninguna duda.
Podríamos pasar días visitando el zoo, ¿verdad?  Si queréis saber más sobre los animales de África y vivir vuestras propias aventuras, llevaos el zoo de los Little Friends a casa y haced vuestro propio zoológico. ¡Que os divirtáis!


¡Bienvenidos a nuestro emocionante mundo!
Temas
videos
Las aventuras de los Little Friends
Diseñador de muñecas
Información para los padres
Información