Saltar al contenido Saltar al menú de navegación

El mundo de juego de Kullerbü de HABA - redondo, de colores y entretenido

Diversión para los niños de 2 - 8 años

Bolas preparadas, listos...¡qué empiece la diversión! En el mundo de juegos de Kullerbü, la bola Paul y los otros rodantes viven muchas aventuras: se deslizan por coloridos paisajes de juegos, pasan veloces al lado de molinos y tocan la campana al llegar a la meta. ¡Y como es tan divertido, volvemos a empezar desde el principio!

Kullerbü es la combinación perfecta de piezas de madera y de plástico y trabaja de forma consciente con las ventajas del material en cuestión. Las bolas, columnas, curvas, rectas y rampas de madera de haya y los elementos de efecto de madera contrachapada son estables y convierten al sistema de juego Kullerbü de HABA en un juguete duradero para toda la niñez y más allá. La madera es una materia prima fantástica, con el que se pueden hacer realidad infinidad de juegos para niños. Por algo los juguetes de madera son una parte imprescindible de la gama de productos de HABA desde que se creó la empresa. 

Los elementos que, debido a su forma o funcionalidad, no se puedan fabricar en madera, se producen el plástico. Por ejemplo, los elementos de conexión flexibles o las curvas parabólicas amarillas para bolas, por las que baja la bola Paul a toda velocidad. 

Y como a los pequeños constructores de Kullerbü les gustará empezar a jugar inmediatamente, nuestros diseñadores han creado un sistema de montaje que es cosa de niños, literalmente.

t-750-haba-spielzeug-kullerbue-cleveres-klicksystem.jpg

Ingenioso sistema de encaje

Insertar, encajar y listo. Montar un mundo de juegos nunca ha sido tan fácil. Es un sistema de elementos de conexión muy bien pensado que aporta la máxima estabilidad en el suelo y en las alturas. Esto significa que los circuitos de bolas Kullerbü no se tambalean con facilidad, tampoco cuando los pequeños constructores de toboganes de bolas tropiezan con ellos durante el juego. Las rampas, rectas y curvas tienen un agujero en la parte inferior para encajar bien los tacos de los elementos de conexión. Solo hay que encajar otra rampa, recta o curva en el otro lado para que siga "creciendo" el circuito. Las columnas aportan altura y vienen marcadas con una altura... como cifra y puntos de cantidades.  Si se insertan juntos la base verde oscuro, una columna y un conector verde claro, se obtiene un soporte estable para las rampas, las rectas y las curvas. Los niños más pequeños suelen necesitar más ayuda con el montaje, pero a los más mayores les gusta experimentar con las diferentes piezas y alturas. Encontrará más información sobre el Montaje del sistema de juego Kullerbü en www.haba.de en la zona de Experimentar HABA.

 

Instrucciones de montaje detalladas de Kullerbü para descargar de forma gratuita o para ver en vídeo.

 

Diseño bonito y adaptado a los niños

El mundo de juegos Kullerbü de HABA entusiasma tanto a grandes como a pequeños, no solo por sus fantásticos efectos y su fácil montaje, sino también por su diseño bonito y adaptado a los niños. Las coloridas bolas y elementos de conexión aportan mucho color al juego. Y todos los elementos grandes Kullerbü, como la rampa montaña y valle, la rampa para rizo o el arco con cascabel tienen unas bonitas ilustraciones. Aquí hay mucho que descubrir para los niños: el divertido gato amarillo, que se alegra cuando suena el cascabel al llegar a la meta; la rana valiente, que siempre quiere subir más arriba; el perro fiel, que observa las aventuras de sus amigos desde el suelo o los traviesos ratones azules, que se apuntan a todas las diversiones.

"Lo bonito del sistema Kullerbü es su versatilidad: resistente y seguro para los más pequeños, sencillo y de construcción flexible y, a la vez, un mundo de juegos de fantasía propio, que divierte e incita a seguir jugando y a experimentar. ¡Y Kullerbü sigue creciendo! Nos complace trabajar con infinidad de nuevas ideas, que hacen más colorida y versátil la vida de la bola Paul y sus amigos", explica el equipo de diseño de Kullerbü, al que pertenecen Anna Lena Filipiak, Ines Frömelt y Jan Schenkel. Son ellos los que le dan ese bonito e inconfundible diseño al mundo de juegos de Kullerbü de HABA, que entusiasma a los niños y da alas a su imaginación.

Material, calidad y seguridad

Los juguetes son solo tan buenos como su material y el procesamiento. Este fundamento se aplica a todos los juguetes de HABA y, naturalmente, al mundo de juegos de Kullerbü. Desde 2010, nuestros productos de madera llevan el sello PEFC. Demuestra que utilizamos maderas de gestión forestal sostenible de bosques alemanes. Esto significa que la madera de haya de las resistentes bolas Kullerbü, así como de las columnas, rectas, curvas y rampas proviene de bosques situados en un radio de 150 km de la sede de la empresa en Bad Rodach, en Alta Franconia. Los grandes efectos, como la rampa para rizo, la rampa montaña y valle o también los diferentes arcos están hechos de madera contrachapada importada y proveniente también de cultivos controlados. Es nuestra aportación al equilibrio ecológico para mantener los bosques.
Siempre que haya color en juego, en las bolas, las piezas de dominó o cualquier otro elemento de Kullerbü de madera, nosotros utilizamos exclusivamente pinturas y barnices sin disolventes a base agua. En nuestro caso, los términos "colorido" y "seguro" van siempre juntos.
Además de la cuidadosa selección de material y el procesamiento de alta calidad, para HABA también es muy importante el tema de la seguridad. Los productos Kullerbü, al igual que todos los juguetes de HABA de madera, pasan por un control de calidad interno y un procedimiento de pruebas externo. Todas las bolas Kullerbü disponen de un diámetro extra grande de 4,6 cm, para evitar que los niños menores de 3 años las puedan tragar.

 

De taco de madera a rodante Paul: un viaje a través del proceso de fabricación de juguetes de HABA

A la producción de juguetes de HABA llega casi cada día un camión cargado con madera de haya. La primera parada es la cámara de secado, después sigue a la producción de juguetes. Los empleados de HABA examinan detalladamente cada pieza de madera, la sierran y asignan los trozos de madera a las diferentes áreas de la producción de juguetes. Para crear la divertida bola Paul con la madera de haya, primero se necesita un dibujo técnico, basado en el borrador del diseñador. En función de este dibujo y los planos de trabajo, la bola Paul pasa por los diferentes pasos de producción donde se le dará forma, color y aspecto: primero obtendrá su forma redonda en la tornería. A continuación pasa a la línea de pintura, donde hay varios tambores de pintura a base de agua en diferentes tonalidades. ¡Aquí la bola Paul puede sumergirse en un baño de color! Finalmente, se imprime en Paul su rostro alegre y travieso.

Actividades
Actividades
Historias
Historias
Hazlo tú mismo
Hazlo tú mismo